viernes, 17 de julio de 2009

Marcelo: a 29 años de tu muerte




Hoy se cumplen 29 años del asesinato del líder socialista y político boliviano Marcelo Quiroga Santa Cruz, cuyos restos mortales aún no han sido hallados.

El pasado 9 de julio, llegó a Bolivia, procedente de Estados Unidos, el ex Ministro de Luis García Meza, Luis Arce Gómez, pieza fundamental en las investigaciones sobre el asesinato de Quiroga Santa Cruz, recordando que su muerte se dio durante el golpe de Estado que catapultó a García Meza a la Presidencia, en un gobierno caracterizado por innumerables violaciones a la Constitución y a los derechos humanos. La pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez en nuestra vida es: ¿Acaso una sola persona puede cambiar la historia? La respuesta nos la dio el propio Marcelo con su vida: sí, y su muerte no acalló su pensamiento sino que lo llevó a la inmortalidad.

Marcelo nos demostró que se puede luchar dignamente contra todo un sistema de poder. Así lo hizo instaurando sendos juicios de responsabilidades contra los presidentes René Barrientos y Hugo Banzer.

Él dio las pautas de que frente a un sistema político donde los valores y principios tanto éticos como morales están en segundo plano, se puede tener fe en la bondad de las personas.

Demostró que si bien el juego de la política boliviana no es para nada limpio, se puede estar en ella sin quebrantar la propia dignidad. Mejor ejemplo es que en 1979 y 1980, fue cuarto en las elecciones y de no haber muerto hubiese sido Presidente de Bolivia, según las propias palabras de Hernán Siles Zuazo, su rival político en tales elecciones.

Marcelo dio muestras de que a la hora de luchar por la Patria, los colores políticos no importan; su paso por el Congreso así lo demostró.

Las ideas plasmadas y difundidas sirven mucho; en “El saqueo de Bolivia” nos demostró que se puede cambiar la mentalidad de todo un país y, en realidad, si cambiamos la vida de una sola persona, habremos cumplido. En tal obra, Marcelo fue capaz de criticar duramente pero también de proponer eficazmente.

Dio señales claras que se puede defender la soberanía de Bolivia sin temor, y fue el ideólogo de la nacionalización de los hidrocarburos, en donde se dio un duro golpe a los intereses foráneos que se tenían no sólo en Bolivia, sino en Sudamérica.

Finalmente, enseñó que se puede luchar en las calles sin dejar de proponer. Las críticas no bastan para formar conciencia, sino la propuesta, y esto es algo que los políticos de hoy día no quieren hacerlo, y la ciudadanía está cansada de tanta protesta sin propuesta.

A 29 años de su muerte, nuestro mejor homenaje para él es recordarlo y seguir adelante sabiendo que el mundo podrá ser cruel, pero con dignidad y honestidad edificaremos un futuro mejor para nuestros hijos, a quienes les rendiremos cuentas de nuestros actos.

El ser bolivianos es un orgullo; pero en vez de vanagloriarnos de eso, trabajemos para demostrarlo y callar a quienes afirman lo contrario.

martes, 14 de julio de 2009

DANZA DE CANDIDATURAS (Paúl A. Coca Suárez A.)






Paúl Antonio Coca Suárez Arana. Abogado y docente universitario.



Estamos a cinco meses de los comicios presidenciales del 6 de diciembre, y ya están en palestra los nombres de quienes pretenden la Presidencia de Bolivia; habrán nuevos candidatos, otros desistirán a último momento siendo absorbidos por quienes tengan mayores posibilidades de votación, pero la danza de candidaturas se apoderó del país.

Estas elecciones son históricas, puesto que serán las primeras efectuadas con la Nueva CPE y del resultado que se obtenga además de la composición del Poder Legislativo dependerá si ella es modificada o si su aplicación es rápida.

El oficialismo no está llegando intacto a las elecciones puesto que, hasta el momento, hay tres candidaturas de este sector y el propio Presidente Evo Morales (Movimiento al Socialismo -MAS-) lidera la primera de ellas, en donde todos los sondeos le dan ventaja inicial y la probabilidad de victoria en la primera vuelta, aunque debemos indicar que está bajando de votación y que difícilmente obtendrá el 64% del Revocatorio 2008; el bajón se debe más a desaciertos internos que por el accionar opositor. La segunda candidatura es la de Román Loayza (Movimiento de Unidad Social Patriótica -MUSPA-) quien intentará captar el apoyo de los descontentos con el Gobierno. La tercera es la del Gral. Marcelo Antezana (ARÍ, Sí en quechua) y que también apuesta por los disconformes. Al respecto, las críticas a Loayza y Antezana es que serían candidaturas que capten el voto del masista descontento y que, en el Parlamento, retornen al oficialismo.

En el sector opositor, tenemos candidatos sin sigla partidaria y encontramos inicialmente a dos “polos” opuestos: el candidato con mayor edad (58) que es Víctor Hugo Cárdenas y el de menor edad (34) que es Peter Maldonado. El primero tiene consigo la experiencia de haber estado en las “ligas mayores” de la política nacional y el segundo, actualmente diputado, intenta captar el apoyo del electorado joven.

El bloque de prefectos opositores aglutinados en el CONALDE ha desistido de presentarse, lo cual aprovechó Manfred Reyes Villa para oficializar su candidatura.

Jorge Tuto Quiroga consiguió revivir PODEMOS gracias al Partido Demócrata Cristiano (PDC) y no descarta ni afirma participar; Samuel Doria Medina (Unidad Nacional) es otro candidato que, aprovechando su calidad de empresario, se encuentra promoviendo la producción de alimentos orgánicos. Hugo San Martín (Alianza por el Verdadero Cambio Democrático -AVCD-) apuesta al electorado que tiene acceso a Internet en tanto que el diputado chaqueño Wilman Cardozo sigue buscando apoyo.

Por el lado quechua, René Joaquino Cabrera (Alianza Social -AS-) trae consigo experiencia municipal y Alejo Véliz Lazo (Pueblos por la Libertad y Soberanía -PULSO-) intenta, al igual que todos los demás candidatos, conseguir el electorado descontento con el MAS.

El departamento de Santa Cruz aportaría con dos candidatos; uno es Johnny Fernández (Unidad Cívica Solidaridad -UCS-) que confía en la refundación de su partido para presentarse oficialmente, y el senador Oscar Ortiz, quien pretendería los votos autonomistas del Oriente para conformar una fuerte bancada parlamentaria.

Hasta el momento, son catorce personas quienes manifestaron intención de postularse en algunos casos y en otros lo oficializaron; la bandera electoral ya fue agitada y empezaremos a vivir nuevamente un nuevo comicio, el noveno desde que se ingresó al Nuevo Milenio.